Cierra la puerta y entra en un mundo tranquilo, lejos del ajetreo diario, un espacio que respira armonía y tranquilidad. Tu casa debería ser tu santuario de paz, un lugar donde d-e-s-c-o-n-e-c-t-a-r. La decoración “slow” es un estilo de vida, vivir en una casa slow hace que te sientas mejor.

Ambientes naturales

Un espacio bien iluminado con luz natural, con la decoración justa, sin estridencias. En una casa slow la calidad está por delante de la cantidad y la apariencia. Utiliza colores neutros para las paredes y muebles, cortinas que dejen entrar la luz natural, textiles suaves y frescos. Coloca plantas aromáticas y naturales, así crearás una atmósfera fresca a la vez que agradable.

Utiliza materiales nobles

La “slow deco” como filosofía también defiende el uso de la decoración y muebles que hayan sido diseñados respetando el medio ambiente. Nuestros muebles de chapa natural se fabrican casi de manera artesanal, por lo que el impacto que tienen respecto a la naturaleza es prácticamente nulo.

Son muebles resistentes al uso y al paso del tiempo, una característica que refuerza una de las ideas principales de la decoración “slow”, de dar mucha vida a nuestros muebles y no contribuir al “usar y tirar”.

Pantallas fuera, sí a desconexión

Regalate tiempo para ti y aprende a desconectar. Una buena idea podría consistir en desconectar todos los móviles en casa y así contribuir a encontrar más tiempo en casa para leer, charlar con los tuyos, preparar una cena con tranquilidad, etc.

Un espacio para comer con tranquilidad

Convierte la mesa del salón o de la cocina en un espacio donde comer sin prisas. Es difícil sincronizar a todos los miembros de la familia para comer juntos, pero es importante intentarlo. En la mesa, no pueden ser bienvenidos los móviles, así contribuiréis a incentivar la interacción entre todos. Tomaros tiempo para comer, no comáis con prisa y disfrutad del tiempo juntos.

Un espacio donde dormir como un bebé

Dormitorio Asai acabado en roble y lacado color arena

El dormitorio es el espacio más importante. Debe ser un lugar sin ruidos, luminosos, bien ventilado, donde apetezca irse a dormir. Utiliza tonos suaves y ropa de cama lisa. Utiliza cojines para vestir el ambiente y pocos complementos. El orden es importante, por lo que los armarios tendrán que tener mucha capacidad y soluciones para organizar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS: