A medida que se hacen mayores, tus hijos necesitan más espacio en su habitación para estudiar, descansar y quedar con los amigos. Si su habitación tiene pocos metros cuadrados, tendrás que agudizar el ingenio para sacarle el máximo partido y que se sientan cómodos en su espacio más personal. Desde Kibuc te damos algunos consejos

1. Escoge muebles muy versátiles que cumplan diferentes funciones sin ocupar más espacio. Por ejemplo una cama que de día puedas transformar en sofá.

juvenil3.jpg

Habitación juvenil de la colección Home at home. Cama batiente convertible en sofá. Acabados naranja, roble humo y crema.

juvenil4.jpg

De noche, convierte el sofá en cama

 

2. Los baúles y arcones son tus grandes aliados. Ideales para guardar ese montón de cosas que tienen nuestros hijos, la ropa de cama o el nórdico en invierno. Una buena solución es escoger una cama tipo canapé o con cajones.

juvenil11.jpg

Esta cama elevable con baúl te permite guardar la ropa de cama, el nórdico del invierno o lo que tú quieras. Colección Home at home

 

3. Cuanto más plegable mejor. El hecho de que puedas guardar la cama de día y el escritorio cuando no están estudiando, hará que tus hijos disfruten de más espacio en su habitación.

juvenil2.jpg

Zona de estudio con escritorio plegable que permite ahorrar espacio a la hora de descansar. Colección Home at home

 

4. Baldas encima de la cama y estanterías hasta en el armario. Si tus hijos son mayores y tienen muchos libros, escoge estanterías modulares.

juvenil9.jpg

Baldas en la pared y hasta en el armario para optimizar el espacio. Colección Home at home

 

5. Armarios de puertas correderas, sobre todo si la habitación es muy estrecha, ganarás mucho espacio y no será tan incómodo abrir y cerrar las puertas. Los armarios rinconeros también te ayudarán a optimizar la habitación.

batiente.jpg

El armario de puertas correderas es muy práctico para habitaciones pequeñas

 

6. Espacio para dormir y para estudiar, todo en uno. Si realmente dispones de muy pocos metros cuadrados, esta solución te encantará: cama alta plegable con zona de estudio abajo.

juvenil5.jpg

De día, tienes un espacio para estudiar

juvenil6.jpg

De noche, saca la cama y a descansar

 

7. Si tienes dos, la cama nido es una buena solución ya que permite tener una de las camas escondida durante el día. Y si uno de tus hijos no tiene miedo a las alturas, también puedes optar por las literas.

juvenil10.jpg

Cama nido de la colección Niko.

 

8. Escoge colores claros como los blancos o colores pastel evitando los colores fuertes en las paredes. Puedes darle vida a la habitación con cojines en colores más llamativos, cortinas o vinilos para las paredes.

9. La eterna pelea con los zapatos. Es la típica cosa con la que siempre tropiezas al entrar en la habitación de tu hijo. ¿Qué te parece esta solución de armario con zapatero integrado?

zapatero.tiff

Una gran idea. Armario con zapatero integrado. Colección Home at home

 

10. Por encima de todo, mantener el orden. Esta es una de las cosas más difíciles, conseguir que nuestros hijos sean ordenados. ¡Ánimo papás!

guardar.tiff

¡Chicos a ordenaaaaaaaaar!