Que la iluminación del comedor sea la adecuada es fundamental para resaltar tanto los colores como la decoración de este espacio. Pensemos que el salón-comedor es un espacio polivalente en el que solemos hacer mucha vida: comer, ver la TV, leer y compartir con la familia y amigos.

Existen básicamente 3 tipos de iluminación:

Iluminación de ambiente: es la que ilumina todo el área de manera general. por ejemplo, la lámpara de techo principal de una habitación.

Iluminación puntual: ilumina un punto dejando a oscuras el resto de la zona.

Iluminación decorativa: es la que va dirigida a un objeto concreto del espacio con una intencionalidad como destacar un volumen o un color.

 

Iluminación del comedor. Formas de iluminar

Para la iluminación general de tu salón-comedor nosotros nos decantamos por los alógenos con tecnología LED. Además de ser eficientes desde un punto de vista energético, ofrecen una luz uniforme, agradable y que no desprende calor.

Lo idóneo es que también coloques una lámpara colgante sobre la mesa. Es importante tener en cuenta el espacio entre la lámpara y la mesa que debe ser de entre 50 y 80 cm para no deslumbrar. También debes tener en cuenta el diámetro de la lámpara, es fundamental que no sobresalga de la mesa. Es buena idea optar por una lámpara regulable que te permita intensificar el punto de luz si lo necesitas. Si la mesa es alargada también puedes combinar dos lámparas o más en paralelo.

Otra forma de iluminar tu salón es con lámparas de pie. Estas lámparas pueden enfocar a una parte del comedor o, por ejemplo, a una zona de lectura. Por último, en tu casa tampoco pueden faltar las velas y los candelabros, son preciosos y te ayudarán a iluminar los momentos especiales o a crear una atmósfera mucho más relajante.

Recuerda que en Kibuc encontrarás muchas opciones de iluminación y expertos que te orientarán en esta materia.