aire-acondicionado-lg.jpg

Aunque el calor nos ha dado una pequeña tregua sabemos que muy pronto volverá a apretar y buscaremos como locos el mando del aire acondicionado. El aire acondicionado, usado de manera razonable es muy útil pero es conveniente seguir unos consejos para no acabe congelando nuestra salud ni nuestro bolsillo.

1-Lo primero y muy obvio es ponerlo a la temperatura adecuada, lo ideal es entre 22 y 25ºC. Esto, que parece evidente, no siempre se cumple y hay casas, oficinas o tiendas en las que la temperatura está tan baja que nos tenemos que abrigar. Además, las temperaturas demasiado bajas obligan a un mayor esfuerzo por parte del aparato y, por lo tanto, un aumento de la factura. Una diferencia con la temperatura exterior de más de 12º C no es saludable y por cada grado que disminuya la temperatura, el aparato consumirá un 8% más de energía.

2-Procurar colocar el aire acondicionado en un lugar alejado de posibles fuentes de calor (radiación solar, etc…) y con una buena circulación del aire.

3- Prepara tu casa para que sea más fresca.Puedes reducir el consumo de energía del aire acondicionado hasta en un 30% reduciendo la entrada de calor en la habitación mediante el uso de toldos, persianas o cortinas en aquellas superficies acristaladas. Sencillo pero muy efectivo. También es conveniente refrescar la casa ventilando a primera hora de la mañana.

4- Si todavía no tienes aire acondicionado y quieres adquirirlo, compra el equipo adecuado. Lo más importante es fijarse en la etiqueta energética. Los aparatos con etiquetado clase A son los más adecuados, consumiendo hasta un 50 % menos que los demás.  Un buen modo de averiguar cuánto consume un determinado aparato antes de comprarlo es entrar al buscador específico de IDAE, donde colocando la marca y el modelo se accede a todos los detalles energéticos del aparato, incluyendo el etiquetado.

5- Limpia regularmente el equipo.??Los filtros de los aparatos de aire acondicionado suelen obstruirse con el polvo y la suciedad de todos los días, mermando considerablemente su rendimiento. Es importante limpiarlos una vez cada dos semanas, o una vez al mes como mínimo, a fin de reducir el consumo. También es importante comprobar que el aparato no tenga pérdidas de líquido refrigerante

Os dejamos con un vídeo muy útil de practicopedia.com que os explica cómo limpiar los filtros del aire acondicionado

http://hogar-y-jardin.practicopedia.lainformacion.com/limpieza/como-limpiar-los-filtros-del-aire-acondicionado-1265

A disfrutar del veranito, que nos quejamos del calor pero cuando llega el frío lo echamos de menos.